Controla el dolor en la vesícula con esta dieta | iohanes

Controla el dolor en la vesícula con esta dieta

Delicioso desayuno de pan integral con frutas
¡Puntuación del articulo!
4.5/5

Está comprobado por especialistas que el dolor en la vesícula es generado por la presencia de piedras, barro o inflamación, por lo que surge la necesidad de tener cuidados en la dieta, se debe evitar el consumo de alimentos con alto contenido de grasas, como los embutidos, comidas chatarras y aceites.

Cabe destacar que la vesícula es el órgano encargado de liberar la bilis, una sustancia que tiene una función específica, mezclarse con las grasas en el intestino para que sean absorbidas, por lo que al ingerir este tipo de alimentos, este órgano es estimulado y cuando esta inflamado o contiene piedras, puede llegar a ocasionar más dolor e incomodidad e incluso empeorar la situación.

alimentos frescos dentro de un sartén negro

Alimentos permitidos en una crisis de vesícula

Nuestro objetivo principal es mantenerte informado en cuanto a la dieta que debes llevar durante una crisis de vesícula, a continuación te listaremos los alimentos permitidos. Estos deben ser ricos en agua y con poco contenido de grasa, tales como:

⦁ Frutas como papaya, manzana, durazno, piña, pera, mandarinas, sandia, naranjas, kiwi, frambuesa, higo, cereza, melón y mora.

⦁ Avena y cereales integrales
.
⦁ Vegetales en general, deben estar cocidos preferentemente, ya que facilitan la digestión.

⦁ Tubérculos como yuca, ocumo, ñame, camote y papa.

⦁ Arroz, pasta, pan u otros alimentos integrales.

⦁ Leche y derivados desnatados a tolerancia, ya que en algunas personas podrían causarle malestar, si se presentan estos casos pueden utilizarse bebidas vegetales como leche de arroz, soya o avena.

⦁ Agua, jugos y mermeladas de fruta.

⦁ Carnes bajas en grasa y cocidas a la plancha, como pollo sin piel, pavo y pescado.

Aparte de consumir estos alimentos, es fundamental cocinarlos a la plancha o al vapor, porque estas son preparaciones culinarias en las que no se le adiciona grasas a los alimentos.

Alimentos que deben evitarse durante un dolor en la vesícula

Son todos aquellos con elevado contenido de grasa, debido a que su ingesta estimula la vesícula para que libere la bilis y estas pueden ser absorbidas en el intestino. Los alimentos que debes evitar en tu dieta son:

⦁ Frutas como coco, aguacate y asaí, debido a que son ricos en grasas.

⦁ Yogures y leche entera.

⦁ Carnes grasas como la de cerdo, tocino, de res, carne de pato o ganso.

⦁ Quesos ricos en grasa como cheddar, parmesano o queso azul.

⦁ Mantequilla u otra grasa animal.

⦁ Embutidos como salchichas, jamón, salchichón jamón serrano y mortadela.

⦁ Vísceras como el corazón, hígado, tripas o riñón.

⦁ Oleaginosas como avellanas, nueces, marañón, almendras y cacahuate.

⦁ Aceites de girasol, coco, linaza, oliva y maíz.

⦁ Mantequilla de maní, marañón o algún otro fruto seco.

⦁ Pescados grasos como el atún, trucha salmonada, el salmón y la sardina.

⦁ Otros alimentos como galletas, chocolates, caldo de carne, pasta de hojaldres y mayonesa.
Adicional a eso, se debe evitar la ingesta de comidas congeladas como lasañas y pizza, comida rápida y bebidas alcohólicas.

2 copas de vino delante de una chimenea

La vesícula es un órgano tan importante como los demás, sin embargo muchas personas no toman las medidas preventivas para no padecer inflamación o en los casos extremos ir a cirugías por extracción. En este punto queremos inducirte a que te cuides y apliques todas esas recomendaciones que te favorecen. Quizás te interese leer: (4 Formas para bajar de peso con avena)

A continuación, te indicaremos un menú para tres días que puedes intercalar por semana y te ayudará a mejorar el estado de tu vesícula, es una dieta sencilla y fácil de preparar.

Articulo recomendado  Receta té de cascara de limón

Menú para 3 días

Se trata de un menú ejemplo que permite evitar estimular la vesícula y aliviar el dolor:

Comidas principales

Día 1: Desayuno

⦁ 2 rebanadas de pan con huevo revuelto más 1 vaso de jugo de naranja.

Merienda de la mañana

⦁ 1 taza de gelatina

Almuerzo – Cena

⦁ 1 filete de pollo a la plancha acompañado de 4 cucharadas de arroz más una taza de vegetales cocidos como zanahoria y ejote aderezado con unas gotitas de limón y una manzana.

Merienda de la tarde

⦁ 1 taza de melón picado.

Día 2: Desayuno

⦁ 2 panquecas medianas con mermelada de frutas con mermelada de frutas más ½ banana.

Merienda de la mañana

⦁ 1 vaso de jugo de sandía.

Almuerzo – Cena

⦁ 1 filete de pescado con puré de camote natural más ensalada de lechuga, tomate y cebolla, aderezado con un poco de vinagre balsámico más 2 ruedas de piña.

Merienda de la tarde

⦁ 1 taza de palomitas de maíz saludables preparadas en el microondas sin aceite.

Día 3: Desayuno

⦁ 1 taza de café más 1 taza de atol de avenas con frutas picadas.

Merienda de la mañana

⦁ 1 taza de gelatina

Almuerzo – Cena

⦁ Pasta de calabacín rallado con carne de pollo molida en salsa de tomate natural más 1 taza de fresas.

Merienda de la tarde

⦁ 1 manzana picada al horno con una pizca de canela

Este menú te ayudará a equilibrar tus comidas, sin embargo sus cantidades varían según la edad, actividad física y si posee o no alguna otra enfermedad asociada.

Articulo recomendado  Cómo limpiar el intestino grueso y que beneficios
2 tazas de frutas con forma de corazón para el dolor en la vesícula

Conclusión

Llevar un estilo de vida saludable debería despertar cada vez más interés entre la población. Y también cuidar nuestros órganos que en definitiva es un tema de gran importancia, no solo preocuparse por bajar de peso sin medir consecuencias. Lo ideal es asistir a un especialista que nos ayude a elegir los alimentos proporcionen las vitaminas, proteínas y no nos causen daño a nuestro organismo.

El objetivo de la dieta antes señalada es que puedas adquirir buenos hábitos que te conduzcan a una vida saludable. Solo es necesario ser disciplinado y establecer una rutina alimenticia que te proporcione todo lo que tu cuerpo necesita para trabajar correctamente y a su vez iniciarte en la prevención y corrección de esos excesos que a veces no tomamos en cuenta pero que a la larga nos ocasionan enfermedades.

Recuerda que estamos contigo en este proceso, nos interesa tu salud y aún más que puedas extraer lo mejor de cada alimento y seas capaz de desechar aquellos que no lo son. No nos cansamos de insistir en que eres importante y tu salud mucho más, atrévete a cambiar aquello que no te deja beneficios e innova en lo que sí. Sigue adelante tienes nuestro apoyo.

Articulos relacionados

Categorias

Sígueme