Beneficios de una alimentación saludable | iohanes

Beneficios de una alimentación saludable

Plato con vegetales saludables
¡Puntuación del articulo!
4.5/5

Los beneficios de una alimentación saludable nos permite gozar de una buena salud y un estado emocional más positivo. Cuando comemos correctamente, nuestro cuerpo lo agradece reduciendo las enfermedades y haciéndonos sentir mejor puesto que contamos con más energía para realizar las actividades diarias. ¡Veamos un poco más!

Principales beneficios de una alimentación saludable

Aunque parezca increíble, aún en la era moderna son pocas las personas que saben alimentarse adecuadamente. Una dieta balanceada basada en el consumo racionado de proteínas, vegetales y fibra se sustituye por la ingesta descontrolada de azucares, carbohidratos y grasas que terminan afectando la salud tanto física como mental del individuo llevándole a sufrir trastornos digestivos, obesidad, colesterol alto, diabetes, entre otras múltiples afecciones que disminuyen su calidad de vida. Desde Iohanes recomendamos siempre a nuestros consumidores mantener los beneficios de una alimentación saludable para que puedan disfrutar de las siguientes ventajas:

Pan integral con espinaca

⦁ Reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares

Cuando incluimos dentro de nuestra alimentación productos ricos en omega3, reducimos las grasas saturadas e incluimos en cada comida los grupos nutritivos que realmente necesitamos en la medida justa (lípidos, glúcidos y prótidos) estamos cuidando la salud de nuestro corazón; los niveles de colesterol bueno se estabilizan y la presión arterial se normaliza.

⦁ Mejoramiento de las funciones cerebrales

Sin duda, los beneficios de una alimentación saludable es la clave para el óptimo funcionamiento cerebral. Los procesos cognitivos mejoran considerablemente favoreciendo a la concentración, la memoria y el aprendizaje si incluimos en las comidas glúcidos, ácidos esenciales, carbohidratos, lácteos, entre otros productos (Recomendamos leer: 13 Alimentos saludables para una buena salud cerebral). Quienes tienen un déficit alimenticio son propensos a desarrollar apatía, letargo, trastornos del sueño, falta de atención y hasta mal humor, ya que los neurotransmisores existentes en nuestro cerebro no están recibiendo los nutrientes que necesitan para trabajar correctamente.

⦁ Fortalecimiento del sistema inmune

La prevención de enfermedades se encuentra a cargo de nuestro sistema inmunológico. Cuando ingerimos comidas saludables este se fortalece actuando como un escudo protector más eficiente. Quienes no llevan un estilo de vida saludable, son más propensos a contraer virus o desarrollar afecciones de todo tipo con procesos de recuperación más complicados.

⦁ Huesos fuertes

Obviamente “eres lo que comes” y esto aplica también para tus huesos. Comer nutritivamente hará que se vuelvan más fuertes y menos propensos al desgaste por vejez. Son muchos los alimentos ricos en calcio que puedes consumir para ayudarte a prevenir padecimientos y mantener el buen funcionamiento del sistema musculo-esquelético: leche, almendras, nueces, brócoli, entre otros ¡Incluirlos en tu dieta es lo mejor que puedes hacer!

⦁ Un peso ideal

Otro de los beneficios una alimentación saludable es la pérdida de peso o la disminución del aumento del mismo. Cuando fijas hábitos alimenticios ideales, es mucho más simple mantener un peso estándar a diferencia de cuando no tenemos control sobre lo que comemos e ingerimos cualquier tipo de alimento sin importar la hora o la cantidad.

Platos de comida con Beneficios de una alimentación saludable

Tips para una alimentación sana

Ahora que conoces los principales beneficios de una alimentación saludable, es normal que desde ya quieras comenzar a modificar tu dieta y cuidar de ti. A razón de esto, te dejaremos por aquí algunas sugerencias:

⦁ No te saltes ninguna comida

Es muy importante que apliques la siguiente fórmula: desayuna como rey, almuerza como plebeyo y cena como mendigo, pero ¡jamás! elimines ninguna comida. Todas son importantes y deberás incluir a tu dieta, además de las comidas principales, también las meriendas.

⦁ Consume porciones moderadas

Aunque sabemos que algunas comidas son deliciosas, procura evitar los atracones. Come solamente lo justo y en la proporción correcta. Eso de comer más carbohidratos que legumbres, o más tortas que frutas no es la estrategia indicada. Por otro lado, trata de minimizar la ingesta de comida chatarra: hamburguesas, pizzas, hotdogs… que aunque son deliciosos, suelen venir con cantidades altas de grasa y calorías extras que no necesitas.

⦁ Ingiere suficiente agua

El consumo regular de agua mantendrá tu piel brillante, tu cerebro hidratado y ayudará al mejor funcionamiento del resto de los órganos. La medida ideal es tomar unos 2 litros de agua al día en su estado natural. Aunque para algunas personas puede ser difícil el consumo de líquido ya que manifiestan poca sed, este factor puede cambiar si incorporar a su estilo de vida una pequeña rutina de ejercicios.

⦁ Convierte los alimentos ricos en omega3 en tus aliados.

Quizás no lo sepas, pero los alimentos ricos en omega3 y Omega6 son  ideales para cuidar tu salud cardiovascular, controlar la presión arterial, los niveles de colesterol en sangre y fortalecer tu cerebro. Te recomendamos incorporarlos a tu ingesta diaria de forma variada y evidenciar los resultados.

⦁ Añade siempre a tu plato proteínas, carbohidratos y vegetales

La base de los beneficios de una alimentación saludable es que sea balanceada. Es sumamente importante que en cada una de tus comidas se incorporen todos los grupos de alimentos esenciales para que aporten a tu cuerpo de forma completa las vitaminas, minerales, proteínas, fibras, azucares y grasas que necesitas. Dile ¡Adiós! A solo desayunar con un sándwich. 

⦁ Procura merendar saludablemente

Como ya dijimos, además de los platos principales, es vital la ingesta de meriendas o comidas intermedias que permitan complementar el ciclo alimenticio. Estas meriendas también deberán ser nutritivas: frutas, galletas integrales, yogures o mejor aún avena la cual aporta a tu organismo una gran cantidad de fibra y mejora el tráfico intestinal. Quizás te interese leer: ¿Cómo bajar de peso con avena?

⦁ Consulta a un nutricionista

Por último pero no menos importante, antes de iniciar cualquier tipo de dieta o simplemente comenzar a cuidar tus hábitos alimenticios, te sugerimos consultar a un nutricionista para que chequee tus valores y determine cuáles son las porciones adecuadas para ti según tu edad, estatura o condición física. Este profesional de la salud, es el indicado para decirte con certeza cuales alimentos incluir a tu dieta y como consumirlos. Sin embargo, puedes comenzar a cuidarte desde ya con los tips que previamente te hemos señalado. ¡Mucha suerte!

Articulos relacionados

Categorias

Sígueme